ENTREVISTA CON ANDERS GUSTAFSSON

Anders-Gustafsson-VM-i-Szeged

Autor: Ekaitz Saies

“AQUELLO QUE PONES DE TU PARTE COMO ENTRENADOR ES VERDADERAMENTE LO QUE CONSEGUIRAS DE TUS DEPORTISTAS.”

Anders Gustafsson, ha sido uno de los mejores palistas de 1000 y 500 metros de la última década. Desde hace más de un año y medio, trabaja como entrenador dentro del programa de alto rendimiento del equipo australiano másculino de 1000 metros.

Como deportista fue ejemplar. Siempre correcto, educado y sonriente. Sus vitrinas están decoradas con medallas de todos los colores. Entre muchos de sus grandes logros, Anders ostenta un título de campeón del mundo, dos de  campeón de Europa en k1 500m, dos veces sub-campeón del mundo en k1 1000m, actuaciones relevantes en cuatro JJOO consecutivos y numerosas medallas más en copas de mundo y campeonatos de Europa.

Como entrenador, ha sido capaz de combinar su humanidad con la firmeza y la precisión de un buen entrenador obteniendo numerosos éxitos en muy poco tiempo.

Conozcámosle un poco más en su faceta de entrenador.

  • El Instituto Australiano del Deporte es uno de los institutos deportivos de más prestigio del mundo y reconocido por la ayuda que ofrecen a sus deportistas y entrenadores. ¿Cómo te sientes en tu nuevo rol de entrenador en Australia y cúal es tu relación con dicha institución en tu día a día?

Actualmente trabajo como técnico dentro del programa de alto rendimiento del equipo australiano de 1000 metros y estoy contratado por la federación australiana de piragüismo.

Nuestro programa recibe la ayuda del Instituto Australiano del Deporte (IAD) y en mi día a día trabajo constantemente con un equipo de profesionales que pertenecen a esta institución. Entre ellos, con los que más relación tengo son nuestro científico del deporte, nuestro coordinador de medicina deportiva y dos entrenadores de fuerza y acondicionamiento físico, además de un tercer entrenador de fuerza y acondicionamiento que acaba de contratar nuestra federación.

Otros miembros de mi equipo son naturalmente, el jefe de equipo de kayak masculino, nuestra dietista del IAD, nuestro psicólogo deportivo, nuestro fisioterapeuta y nuestro equipo de masajistas.

Así que, como verás, es un extenso equipo de trabajo y tenemos reuniones semanales para ponernos al día y en las cuales diseñamos las próximas semanas e incluso aquello que haremos en los próximos días.

De esta manera, logramos que, en base a las conversaciones que mantenemos acerca de cada deportista, tengamos un equipo bastante eficaz y en el cual todos estamos al corriente de todo.

Además, nada más comenzar a trabajar aquí, me inscribieron en un curso de dos años de duración sobre Coaching y Liderazgo del IAD que me parece estupendo y que me ha servido de mucha ayuda. Me alegra poder reconocer que he seguido aprendiendo más acerca de mi deporte y sobre mí mismo en relación a mi transición de competidor a entrenador.

B2nOGnHCcAAv8u_

  • Recientemente tus palistas han tenido sus primeras rondas de selección para el equipo nacional australiano y he de decir que estoy impresionado con el rendimiento que han mostrado. ¿Podrías decirnos que habéis estado haciendo durante la pretemporada? ¿En qué aspectos técnicos os habéis fijado?

¡Sí! ¡Gracias!

Estoy muy contento con la actuación de mi equipo durante la primera ronda de las pruebas de selección nacional. Especialmente me satisface el jóven k4 (18,18,19 y 20 años) que plantaron cara al k4 formado por cuatro campeones olímpicos y que llegaron a tan sólo 0,7 segundos de éstos. Fue algo especial ya que trabajamos muy duro para ello. En cuanto a los k1s, los jóvenes a los que entreno clasificaron respectivamente en 3ª, 4ª, 5ª, 8ª y 10ª posición en una prueba compuesta una vez más por cuatro campeones olímpicos y un medallista de plata en los pasados campeonatos del mundo de Moscú. Además, en los k2s, pudimos plantar cara a un grupo de experimentadísimos palistas de 1000 metros.

Llevo trabajando con este joven grupo de palistas alrededor de año y medio y al principio me centré sobre todo en la cultura del piragüismo y en la actitud para con este deporte. Descubrí que no tenían un sentimiento de equipo y no trabajaban como tal. Nunca estaban en las instalaciones ni antes ni después del entrenamiento y además no parecían disfrutar de los entrenamientos.

El primer gran cambio fue el de ser estricto con los horarios, si llegabas tarde te perdías la sesión. También exijí máximo respeto a la hora de colocarse para las salidas a barco parado o para las series interválicas. Tolerancia cero para aquél que robase la salida.

Al principio fue durísimo para mi y recuerdo que un día dejé a los chicos en el agua y me fuí del entrenamiento decepcionado.

Aprendieron la lección rápidamente y lo que intenté enseñarles fue que esperaba de ellos la excelencia en cada entrenamiento y en cada una de las series, y de cómo aquello además ¡podía ser divertido!

Entonces me planteé diseñar un plan a largo plazo y construir una buena base ya que me di cuenta de que no entrenaban lo suficiente y que no podía ponerles semanas de 160kms desde el primer día.

Durante este último año he ido incrementando progresivamente el volumen y a día de hoy el equipo puede tolerar bien unos altos volúmenes de entrenamiento.

Además, he programado periodos de entrenamiento en altitud para estos jóvenes palistas puesto que creo firmemente en los efectos acumulativos de esta estrategia y si conseguimos comenzar ahora, les abre expuesto a entrenamientos acumulados en altitud durante más de cinco años de aquí a 2020. Algo que estoy seguro les será beneficioso. Por otra parte, me he centrado mucho en las embarcaciones de equipo durante toda la pretemporada y hemos paleado en k2 o en k4 casi cada tarde. Ahora, de cara a las segundas pruebas de selección nos hemos centrado más en los k1s puesto que tengo confianza en los barcos de equipo y no me preocupa que no vayan coordinados o que haya problemas ya que ésto los solucionamos hace semanas.

Cambio a mis palistas continuamente de lugar para que sean lo más versátiles posible ya que el objetivo final es que cuando lleguen al equipo senior puedan ocupar cualquier posición dentro de la embarcación, lo que ayuda enormemente al equipo en su conjunto.

B3t-Kw_CUAAJKB0 

B-cMaw8CUAA0nSs.jpg-large

B5Sk65MCMAACOM8.jpg-large

  • Iñigo Mujika, uno de los fisiólogos deportivos más reconocidos del momento, afirma que existen cuatro pilares básicos dentro del rendimiento deportivo: el entrenamiento, la psicología, la nutrición y el descanso. ¿Qué importancia tienen para ti como entrenador estos cuatro aspectos? ¿Cómo podríamos aplicarlos de manera eficiente cuando tenemos un equipo de palistas tan numeroso como es tu caso?

 En mi grupo de entrenamiento me paso mucho tiempo comunicándome con ellos y sé casi todo acerca de lo que esta pasando en todo momento. De todas formas, no ajusto los entrenamientos de manera individualizada puesto que siempre les trato como a un equipo y todos realizan el mismo trabajo. Tengo la suerte de contar con especialistas en esos cuatro campos y de los que a menudo adquiero ideas. Además éstos hablan individualmente con los deportistas por si tuviesen algunas necesidades especificas o un interés especial acerca de algo en concreto.

Cada mañana les ofrecemos un desayuno y durante ese rato nos visitan los especialistas, los cuales comparten sus conocimientos y educan a los chicos mientras se toman el desayuno. Puede llevarles entre 5 y 20 minutos y personalmente, creo que es de gran utilizad para desarrollar los conocimientos del conjunto y comprender todas piezas de este puzzle compuesto por los entrenamientos, la vida personal y la competición y llevarlas a cabo de manera sostenible.

  • Como deportista has tenido una carrera sobresaliente. ¿Crees que el hecho de haber sido un palista de nivel internacional, te ha dado una perspectiva diferente a la hora de comprender a tus deportistas? Numeroso estudios indican que la empatía y la comunicación son elementos clave para ser entrenadores de éxito en el siglo XXI pero como crees que podemos mejorar estas dos habilidades? 

Mi pasado deportivo me ha dotado de mucha confianza. Mi equipo confía en mi y todo lo que digo viene de mi experiencia y de otras muchas cosas que he aprendido entrenando junto a algunos de los mejores palistas y equipos de cada esquina del planeta.

Comprendo exactamente como te sientes cuando estas cansado, cada repetición realizada, cuando te falta aire y te duelen los brazos tras una serie de tolerancia al ácido láctico y todavía te pedimos que hagas una serie más. Este tipo de experiencias son las que mi equipo cree no tener precio.

Cuando llega la hora de competir, siento que puedo calmarles puesto que creo que todo esta inventado y que cada situación a la que se exponen, ya las hemos vivido yo u otros compañeros de equipo de más experiencia.

Puedo identificar y regular estas experiencias con los deportistas y puedo anticipar lo que piensan, adonde quieren o necesitan ir. Esa es una gran fortaleza. Tal y como dices en la pregunta, la comunicación es la clave y creo que es la única manera de lograr que uno logre sacar de dentro su verdadero rendimiento máximo.

Aquello que pones de tu parte como entrenador es verdaderamente lo que conseguiras de tus deportistas. Yo intento poner la excelencia a cada día y de esa manera puedo esperar lo mismo de mis deportistas. De momento esta funcionando mejor que cualquiera de mis espectativas.

  • Muchas gracias por esta entrevista Anders.

Ha sido un placer Ekaitz.

 

BunPkHuIAAEagWP

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s