ESTRATEGIAS PARA RECUPERARNOS ENTRE DOS SERIES DE 1000M

Autor: Ekaitz Saies

Pronto llega el verano y con éste, las altas temperaturas. Nos pasamos la mayoría de la temporada entrenando a temperaturas relativamente bajas, y de repente, en el mes de agosto, cuando todo esta en juego (plazas olímpicas, etc.) nos plantamos sin apenas habernos acondicionado a las altas temperaturas de algunos lugares de Centro-Europa.

Recientemente recibí un adelanto de un trabajo que se publicará en la prestigiosa Scandinavian Journal of Medicine & Science in Sports en el mes de junio y en la que sus autores analizan tres tipos de estrategias para recuperarnos durante las pruebas de los 1000 metros en ambientes de mucho calor.

El estudio lo llevó a cabo R. Borne junto a sus colaboradores del Instituto del Deporte Francés (conocido como el INSEP, con sede en París) y en él se analizaron las siguientes estrategias de recuperación entre series de 1000m:

1- Electro-estimulación de baja frecuencia (Veinoplus®)

2- Electro-estimulación de baja frecuencia más un chaleco de hielos (conocido también como cooling vest. El canoista español Jose Luis Bouza lo utiliza a menudo en climas calurosos, al igual que algunos miembros del equipo australiano)

3- Recuperación activa más un chaleco de hielos

bdh_gabarit_left-new2artic_heat_cooling_vest

 

Los investigadores contaron para el estudio con 8 kayakistas varones de élite y los test se realizaron bajo condiciones controladas a una temperatura de 32 grados. Se trata de un estudio cruzado aleatorio en el que los palistas debían realizar dos test de 1000 metros con 30 minutos de recuperación entre uno y otro empleando una de las estrategias de recuperación asignadas.

Se tomaron los datos que ya hemos tratado en el blog anteriormente como la potencia o las paladas por minuto, y además, se tomaron muestras de lactato, pH, y temperatura corporal, de la piel y central. Por otra parte, los investigadores tomaron nota de la percepción de calor de cada deportista después de finalizar cada uno de los test.

Para no aburrirnos con todos los detalles de los resultados, a modo de resumen, los autores del estudio demostraron que la combinación de electro-estimulación de baja frecuencia más un chaleco de hielos (opción 2) ayuda a recuperarnos mejor entre dos test de 1000m en condiciones de mucho calor. Ésto puede ayudarnos a mejorar el rendimiento en el segundo test.

Esta puede ser una estrategia muy interesante en competiciones en las que haya muy poco tiempo entre la eliminatoria y la semi-final como es el caso de la Copa del Mundo que acaba de comenzar hoy mismo en Copenague. Pero me temo que viendo la cantidad de ropa que llevan los participantes, no les hará falta ningún chaleco de hielos.

Advertisements

NELO lanza un modelo revolucionario: el CINCO

Decía el poeta portugués Fernando Pessoa que un genio es aquél que logra romper con las existentes cadenas de lo convencional, y es que NELO parece estar continuamente involucrado en ese proceso de intentar alcanzar lo extraordinario en el mundo de las embarcaciones de piragüismo.

El pasado viernes Nelo presentó uno de sus proyectos más revolucionarios, una nueva embarcación que ha nombrado como CINCO.

Hace unos meses estuve en la fábrica de NELO charlando con André Santos y el propio Manuel Ramos “Nelo”.

“No creo que a día de hoy se pueda hacer una embarcación más rápida que el Vanquish pero nuestro objetivo ha sido crear una embarcación que sea capaz alcanzar la misma velocidad y pueda mantener ese pico máximo de velocidad durante más tiempo” me comentó Nelo.

“Llevamos más de un año con este proyecto probando numerosos prototipos y creo que por fin tenemos el diseño definitivo” afirmaba el fundador de NELO en noviembre.

André Santos, director de Nelo y una de las personas con más talento multi-disciplinar que conozco, me mostró algunos datos cinemáticos analizados con tres aparatos de medición triaxiales diferentes y en todos parecía que el CINCO conseguía mantener mejor la velocidad máxima a la vez que lograba menores índices de cabeceo, ladeos y bandazos.

Las líneas del CINCO son totalmente rompedoras con todo lo anterior. La proa es lo primero que llama la atención. Es una proa invertida, es decir, que parece como si la parte original que va debajo del agua estuviese en la cubierta (parte de arriba). Además, la parte del casco es casi plana en su parte más distal.

En cuanto a la popa, hay un detalle que me llamó mucho la atención. Ésta parece casi estar cortada como si la embarcación fuera más larga. Nelo me lo aclaró: “realizamos muchas pruebas con diferentes tipos de popa y al final resultó que creando una embarcación más larga, de 5,30 metros por ejemplo, lograbamos que a pesar de tener que cortar la popa para ajustarlo a las medidas oficiales de 5,20 metros, la embarcación seguía comportándose como una piragua más larga.”

Por ejemplo, en el remo olímpico no hay medidas de longitud y sabemos que una embarcación, cuanto más larga, mejor podrá mantener la velocidad crucero.

Por otra parte, NELO siempre ha cuidado mucho la estética de sus embarcaciones y ésta vez ha optado por que el CINCO parezca estar hecho de una sóla pieza. Ésta es una tarea muy laboriosa puesto que todas las embarcaciones de competición están hechas en dos piezas que se unen posteriormente. Para lograr este efecto, hay que volver a lijar y pintar toda la embarcación pero he de admitir que esta estética merece la pena para una embarcación tan innovadora.

Numerosos palistas internacionales han probado ya la embarcación y todos afirman  estar deseando poder competir en ella. En palabras de Petter Menning, campeón del mundo de k1 200m en 2013: he tenido la suerte de trabajar junto a Nelo en el desarrollo de esta embarcación y he de decir que es la mejor piragua que he probado en mi vida. Estoy deseando lograr nuevos récords de velocidad durante este verano.” (twitter: @pettermenning)

 Los genios son talentos extraordinarios  capaces de innovar nuevas estrategias de éxito y parece que NELO lo ha logrado una vez más.

¿Puede un tipo de asiento hacerme ir más rápido?

Siempre me he preguntado acerca de cómo el material deportivo puede mejorar nuestro rendimiento. Un caso muy típico entre palistas de diferentes modalidades es el de preguntarse el uno al otro acerca de las medidas de la pala. Es bastante cotidiano escuchar entre miembros de un mismo grupo de entrenamiento preguntas como: ¿Cuánto mide tu pala? ¿de que medida son tus cucharas?, pero siempre me ha parecido curioso el hecho de que nunca le hayamos prestado demasiada atención al asiento.

Si nos ponemos a pensar, la trasmisión a la piragua pasa por dos puntos principales: el trasero y los talones. Cualquier movimiento que ejerzamos sobre el asiento puede influir en que la piragua tenga más o menos “roll” (girar hacia uno y otro lado), lo que a su vez hace que la resistencia del agua sobre el casco de la embarcación sea mayor o menor (sin mencionar los cabeceos, bandazos, leves movimientos laterales del mismo eje, etc.). Puede ser que además del estilo y de la técnica del palista, la forma del asiento también influya de alguna manera en la hidrodinámica de la piragua debido a las diferentes fuerzas que el palista ejerce sobre su asiento.

En un estudio dirigido por J.S. Michael de la Universidad de Sydney y publicado en la International Journal of Sports Medicine en 2010, descubrieron que sobre un ergómetro los palistas generaban más potencia cuando empleaban un asiento giratorio (swivel seat) que cuando utilizaban un asiento estándar.

El protocolo que siguieron fue el de realizar en primer lugar un calentamiento submaximal, seguido de un test en un kayak-ergómetro. Para ello, escogieron aleatoriamente a 10 kayakistas de élite (su edad: 25+/-6 y su peso corporal de 84.9+/-5.8 kg).

Cada palista realizó dos test en los que se utilizó uno de los dos asientos asignados de manera aleatoria.

Durante los controles, se midieron la espiración (respiratoria), el ritmo cardíaco y la potencia generada, y por otra parte, se calculó la eficiencia total del paleo. Por último, se tomaron muestras de lactato al finalizar cada prueba.

Tras realizar los análisis estadísticos pertinentes, los autores vieron que palear con un asiento giratorio generaba más potencia media sobre una prueba de 2 minutos de duración que si se empleaba un asiento fijo.

Basándose en los resultados obtenidos tras este estudio, sus autores se preguntaron si esto mismo podría ocurrir en condiciones reales. Es decir, sobre el medio acuático.

Bien, para responder a esta pregunta, a comienzos de este año realicé un pequeño estudio de caso a nivel personal utilizándome a mi mismo como sujeto. Me gustaría en primer lugar adelantar que el estudio cuenta con algunos fallos de protocolo y un déficit de muestra que lo haría imposible de ser aceptado como estudio científico válido, pero de todas formas, me gustaría compartirlo con vosotros de manera anecdótica.

El estudio se llevó a cabo durante los días 14, 16 y 18 de enero de 2014 y en él realicé 6 series de 100 metros a barco parado con una recuperación total. Para todos los test se empleó el mismo K1 (NELO Vanquish 4) y la misma pala (Bracsa I S-min extra light).

Para el estudio se emplearon 3 tipos de asientos diferentes a los que anteriormente me había familiarizado durante un mes (cada día utilizaba uno diferente). Los asientos fueron escogidos basándome en algunos de los asientos empleados por los medallistas olímpicos de k1 1000m, k1 500m, k1 200m y k2 200m de los dos últimos Juegos Olímpicos:

-Asiento giratorio (gira sobre un eje central)

IMG_8904.JPGIMG_8903.JPG

-Asiento fijo estándar con una tela de teflón (para deslizar sobre ella)

IMG_8901.JPG

-Asiento fijo alto.

IMG_8902.JPG

Cada día se realizaron 2 series con cada uno de ellos y el orden fue aleatorio (3 y 3).

Se analizaron 2 variables empleando un aparato triaxial desarrollado por la empresa Catapult llamado Minimaxx. Las variables a estudio fueron:

1) Tiempo sobre los metros 10 y 90.

2) Roll (movimientos laterales).

Si os fijáis en la tabla y en la gráfica de abajo podréis ver cómo el asiento con el que más rápido fui (si tomamos en cuenta las medias de los tiempos realizados con cada asiento) fue el asiento fijo alto.

seats

Captura de pantalla 2014-10-14 a la(s) 14.47.17

Según parecen indicar los escasos estudios empíricos que existen sobre los 200 metros, el hecho de poder alcanzar un pico máximo de velocidad durante los primeros 100 metros es de vital importancia.

Basándonos en mi estudio de caso anecdótico, podríamos decir que el asiento fijo alto sería el más indicado para mí en caso de competir en 200m. De todas formas, y éste es un dato que me parece relevante, el “roll” con el asiento giratorio y el estándar con la tela de teflón era muchísimo menor que cuando empleaba el asiento fijo alto, lo que hidrodinámicamente el asiento alto pudiera perjudicarme sobre distancias más largas con respecto a los otros dos tipos de asientos.

Si nos fijamos en los asientos empleados por los palistas medallistas en los 2 últimos Juegos Olímpicos y Campeonatos del Mundo (lo siento, pero por respeto hacía ellos no puedo citar cual utiliza cada uno) vemos que no hay consenso puesto que cada uno parece emplear uno diferente e incluso con variaciones dentro de un mismo tipo.

Por lo que en mi opinión, al igual que ocurre con las palas, lo importante es que cada uno vaya cómodo con su material.

Dicho esto, los aparatos de telemetría pueden ayudarnos a que cada palista pueda sacar más provecho a su estilo y a su técnica para poder ir más rápido sobre el agua, además de acortar el proceso de ensayo-error.